Follow by Email

viernes, 14 de octubre de 2011


¿Cuál es el rol del maestro en la formación de escritores?

El rol del maestro en la formación de escritores se podría observar desde dos factores importantes como son la teoría y la practica, es decir lo que debe saber y lo que debe hacer para que su quehacer pedagógico sea eficaz, estos dos factores deben ir de la mano ya que permite el desarrollo de la creatividad y la innovación como lo refiere Josette Jolibert.

Los docentes deben estar en la capacidad de introducir nuevas estrategias de enseñanza- aprendizaje que permitan que los niños y niñas desde su educación parvularia entren en contacto con textos completos, que reflejan  o plantean situaciones de la vida real, que hablen de lo cotidiano, conduciéndolos y enfrentándolos a situaciones que le generen interrogantes, que les permita construir nuevos aprendizajes a partir de la investigación y resolución de conflictos o análisis de situaciones. Y es a partir de la lectura y esos conocimientos previos que tienen de su realidad, entorno y experiencias que se introducen poco a poco en el proceso de escritura, el cual se debe generarse de una forma natural y agradable a partir de actividades como elaboración de cartas, invitaciones a fiestas, elaboración de recetas, periódicos, chistes, y todas aquellas actividades que el maestro pueda plantear desde su creatividad, imaginación e innovación.

Para que los niños y niñas puedan desarrollar su máximo potencial es muy importante que los docentes les ofrezcan ambientes muy afectuosos, cálidos, acogedores para sus experiencias, cultura  y estimulantes que promuevan el trabajo cooperativo ya que permite el intercambio de saberes, el desarrollo de  la autonomía y valores sociales, donde construye sus competencias, iniciativas, curiosidades, toma de decisiones y conocimientos a través de su acción e interacción con sus compañeros, familia y comunidad, teniendo en cuenta su contexto sociocultural.

El papel que desempeña el docente es de mediador, guía, generador de nuevas experiencias, es un observador del proceso de desarrollo de sus estudiantes que introduce a sus estudiantes en un mundo de investigación que le permite aprender haciendo, es decir escribiendo, pero no de forma fraccionada, sino palabras con sentido, donde el aprendizaje tiene sentido para el aprendiz y los proyectos surgen de los interese y propuestas de los mismos niños y niñas.

“No se puede separar el aprender a leer del aprender a producir. Se aprende a leer produciendo textos y se aprende a producir textos leyendo”

“Magendzo, en el Simposio Internacional La investigación como práctica pedagógica, organizado por el Convenio Andrés Bello en 1999, iniciaba su conferencia reconociendo que «la investigación de la práctica pedagógica por parte del docente ha sido planteada en el marco de la investigación cualitativa (Taylor y Bodgan, 1986) y de la investigación-acción participativa (Salazar, 1992) como un modelo de capacitación de profesores tendiente a modificar su rol llevándole desde una postura de reproductor a constructor de conocimiento y en este sentido, haciéndolo más profesional”
.
 DORIS BELTRAN
CIPAS 1

No hay comentarios:

Publicar un comentario